jueves, 2 de enero de 2014

Summerhill: escuela libre

En el capítulo 7 de Dar clase con la boca cerrada (Don Finkel) (segunda parte del Módulo I de la asignatura Aprendizaje y Desarrollo de la Personalidad), se menciona la escuela Summerhill como ejemplo de entorno de aprendizaje diseñado conscientemente para la promoción de la democracia y la libertad (pgs. 211 y 212). He investigado algo sobre esta escuela y no he llegado a ninguna conclusión, no sé si termina de convencerme o no. A ver si alguien puede echarme una mano con sus comentarios.

Para poneros en contexto, empezaré resumiendo su filosofía. Summerhill es un internado en Suffolk (Inglaterra) con alumnos de entre 5 y 18 años. En esta escuela los niños se gobiernan a sí mismos: son ellos los que crean las normas a las que están sujetos. Por ejemplo, no están obligados a asistir a clases; de hecho, aquí podéis ver el testimonio de un ex-alumno que salió de Summerhill a los 15 años prácticamente sin saber leer ni escribir. El objetivo de la escuela es "aprender a ser libres", no aprender contenidos específicos de materias.

Para comprender del todo su filosofía es necesario acercarse a la figura de su fundador, A. S. Neill, fallecido en 1973 (tras su muerte su esposa Ena se hizo cargo de la dirección y en la actualidad es su hija Zoë Neill la directora del centro). Neill, hijo de maestros de primaria en entornos rurales, desarrolló su idea de escuela como oposición a los métodos represivos y autoritarios de la escuela tradicional. Para él lo verdaderamente importante es que el niño desarrolle de una manera adecuada sus emociones, no su adelanto intelectual. Un niño feliz se convertirá en un adulto capaz de aprender y de "ponerse a la altura" (en conocimientos) de aquellos que asistieron a la escuela convencional.

Este internado ha recibido numerosas críticas y las autoridades británicas han estado a punto de cerrarlo en diversas ocasiones (noticia de El País, 1999). Hay una peli-documental que emitió la BBC. Podéis verla aquí (aviso: son dos horas) para haceros una idea de cómo funciona la escuela.

En España hay escuelas libres y democráticas que siguen las teorías de pedagogos como María Montessori. En este programa de La 2 (menos de media hora) se "debate" sobre este tipo de escuelas; eso sí, hay que obviar la publicidad y elitismo que rezuma, por no hablar de lo pesados que están con el emprendimiento y las palabras que se inventan (por ejemplo, cortoplazismo). Pero por lo menos sirve para tener un ejemplo en España.

A partir de esta información, surjen diversas cuestiones que no termino de comprender o a raíz de las cuales el método de Summerhill no termina de convencerme:
  • Internado. Por lo visto, Neill decía que los niños no pertenecen a sus padres. No sé si esta es la razón por la que la mayoría de los niños permanecen internos. En cualquier caso, creo que tan importante como ser capaz de autogobernarse es que el niño establezca lazos emocionales con su familia. En la escuela de la que se habla el principio del programa de La 2, no hay régimen de internado y los padres pueden estar presentes en todas las actividades del niño. No creo que ninguno de los dos extremos sea idóneo: ni la presencia permanente del padre, ni la ausencia durante largos periodos de tiempo. Claro, que me baso es mis ideas preconcebidas. En el debate de La 2 se dice que eso de que las familias estén en el aula está ampliamente avalado por la comunidad científica europea.
  • Figura de A. S. Neill. No he encontrado (tampoco he hecho una búsqueda exhaustiva) testimonios de ex-alumnos críticos con este método. Me cuesta creer que sean todos tan felices y estén todos tan de acuerdo. Además, en la página web del colegio la base pedagógica se sustenta en los escritos de A. S. Neill, no hay rastro de teorías de otros pedagogos. Estos dos hechos hacen que la escuela revista, a mi entender, cierto aire "sectario".
  • Herramientas. Me "preocupa" el hecho de que un niño con 15 años no sepa leer ni escribir. Considero que para desarrollar un pensamiento complejo la escritura y la lectura son herramientas muy útiles. Y lo mismo podríamos decir de otros conocimientos que se aprenden en la escuela y que en Summerhill el niño no tiene por qué aprender si no lo desea. Habría que ver si el niño, como el testimonio del segundo párrafo, es capaz de aprender por sí solo más adelante, cuando de verdad lo necesite, ciertos conocimientos que se dan por hecho que son básicos para la vida exitosa, para la supervivencia, en la sociedad actual.
Espero que esta entrada os haga reflexionar y me encantaría que alguien respondiese, a lo mejor alguien ha tenido experiencia en este tipo de escuelas, por ejemplo.





2 comentarios:

  1. Muy buenas
    Primero de todo adelanto que mi comentario no tiene intención alguna de criticar negativamente tu post. Simplemente, tras la lectura de A.S. Neill y el conocimiento bastante profundo de su historia y Summerhill, me ha sorprendido tu post.

    Neill en ningun momento niega la importancia del conocimiento, contenido y el aprendizaje. Eso si, sobrepone el alumno y el infante a esos términos, lo cual es bastante lógico si estamos hablando de la fomración y la educación de un infante.
    Muy resumido, lo que Neill pretendía con su educación, (más allá de que los niños y niñas crecieran en un ambiente libre, democrático, natural y sano) era que el interés del infante era básico para su desarrollo. Obligar a un infante a aprender cualquier cosa que no llama su interés (como puede ser la lectura o la escritura perfectamente, por muy importantes e indiscutibles que sean), es atemptar contra la misma etapa de la infancia. Si a un niño le interesan los pájaros, no hay nada mejor que hablar y enseñar todo lo que le intereses y sea capaz de aprender. No va a tardar mucho en interesarse por otro tema. En ese consiste la tarea del educador: detectar el interés de un alumno e hacer desaparecer este mismo.
    El ejemplo que escribes del alumno que salió con 15 años sin saber leer ni escribir es cierto, y a ojos de nuestra sociedad raro, inusual y sobretodo crítico. Aún así, este niño no aprendió no porque no se le dió la oportunidad, sino porque le interesaban otros temas. Al salir, este alumno quiso entrar en la universidad, y vió que requeria aprender a leer, escribir, y saber una serie de conocimientos que no tenia. Tardo 2 años. 2 años, mientras que en las otras escuelas se tardaba 10 o más para lo mismo y muchas otras cosas no interesantes y inútiles. Mientras, ese alumno jugó todo lo que quiso, experimentó todo lo que quiso y vivió su infancia de la forma más libre, sana y natural posible.

    Ese ha sido la obra de Neill, muy resumida y por supuesto: A VISIÓN PROPIA DE UN SERVIDOR.
    Neill es totalmente criticable y también es totalmente admirable. Personalmente, lo admiro.

    ResponderEliminar
  2. Y no sé si te has leído el libro de Summerhill de A.S Neill. Si es así, hemos tenido visiones bastante distintas. Si no es así, te recomiendo mucho su lectura para conocer de la mejor forma posible en que consiste Summerhill.

    ResponderEliminar